top of page

Florencia Saade

Florencia Saade, creadora de Hiloland, comenzó a tejer cuando era muy pequeña a través de las lecciones de sus abuelas. Chelita, su abuela materna, le enseñó a tejer a dos agujas y Elsa, su abuela paterna, le enseño la técnica de crochet. Ambas eran extremadamente puntillosas y prolijas, por eso ese hábito quedó como una constante en sus trabajos.


Hiloland nació casi a fines del 2019 como la firme decisión de volverse un espacio para compartir. Hacer muñecos es mucho más que tejer: es adentrarse en un circuito de enriquecimiento junto a otras artistas tejedoras y es encontrar la forma de que cada producto ofrecido conlleve una verdadera experiencia de amor y de ternura para quienes los compran.


Jamás imaginó todo lo que sucedería luego: Clientas maravillosas que eligen los muñecos de Hiloland para celebrar la llegada de sus hijxs y otros clientes que se abrazan a un Totoro o un Principito porque comprendieron que el juego no tiene edad.

Y en medio de todo, el hermoso intercambio con colegas tejedoras que se volvió parte fundamental del concepto de su emprendimiento.


Comenzó de a poco a compartir todo lo que iba aprendiendo, no solo en el mundo de la venta de productos, sino a lo largo de mi vida, en otros proyectos y en otros espacios.

Su experiencia le demostró que aprender en comunidad, en grupo y acompañadas es la mejor forma de transitar aquellas cuestiones que más nos cuestan o a las que debemos adaptarnos.


Inscríbete a sus talleres

bottom of page